Vallarta Sport, Puerto Vallarta, Jalisco. Mexico

Hijos de la Luz (Chakras)

Experimentado Instructor de Yoga
Por:
Tonatiuh García
Experimentado Instructor de Yoga


En este artículo escribiré sobre los chakras desde un entendimiento personal y no basado en ningún libro de la antigüedad.

Los seres humanos hijos de la luz portamos los 7 colores del iris dentro de nosotros, los 7 rayos del sol se reflejan en nuestros centros de energía llamados chakras y estos funcionan como espejos que reflejan la luz, si nuestros espejos están empañados o sucios no reflejarán el color ni el brillo adecuado.

El primer centro de energía refleja la luz roja, su elemento es la tierra y está ubicado en la parte baja de la espina dorsal, bien conocido como el chakra de la raíz cuya función es suministrar de energía a los órganos que lo rodean y sus emociones correspondientes, si esta luz está bien canalizada o reflejada nos sentiremos seguros en la vida, conectados a la tierra y a la naturaleza. El miedo o los temores suelen bloquear o empañar esta luz.

El segundo centro de energía refleja la luz anaranjada, su elemento es el agua y está ubicado a la altura de la zona pélvica, suministra de energía los órganos a su alrededor. Si su funcionamiento es sano su luz nos llenará de gozo, placer y energía creativa. Los sentimientos de culpa y una vida emocional inestable empañan o bloquean esta luz.

El tercer centro de energía refleja la luz amarilla, su elemento es el fuego y está ubicado en el centro del plexo solar. Además de nutrir con energía sus órganos y emociones correspondientes este centro se vincula con la fuerza de voluntad y se bloquea con las acciones negativas de las que nos avergonzamos, si el espejo de este chakra está limpio, gozaremos de virtudes como la tolerancia, la auto aceptación, sentimiento de plenitud y relaciones sanas con los demás.

El cuarto centro o acumulador de energía refleja la luz verde, su elemento es el aire y está ubicado en el centro del pecho, está encargado de órganos como el corazón, pulmones y sistema de circulación, se vincula con los sentimientos nobles y el amor. La energía contenida en el aire es la esencia de los maestros de luz o nuestros antepasados que viven en el aire y llegan a nuestros corazones a través de la inspiración para compartir sus mensajes de amor, este chakra es el puente entre lo material y lo espiritual, el dolor o el resentimiento empañan su brillo.

El quinto chakra es el del sonido, su color es el azul y está ubicado en el área de la garganta, está vinculado a los sonidos de expresión, llanto, risa, palabra y sobre todo a la verdad, sus virtudes son saber callar y saber expresar la verdad. En este nivel el individuo ha conquistado el silencio interno, lo que le da la posibilidad de escuchar su verdadera voz interna y confiar en su intuición, la mentira empañaría y bloquearía la luz azul brillante de este chakra.

El sexto chakra es el de la luz, su color es el índigo y está ubicado en medio de la frente, encima del entrecejo, bien conocido como el tercer ojo porque nos permite “ver” la realidad intrínseca de las cosas, en este nivel el mundo espiritual se hace visible hacia dentro y hacia fuera, saber distinguir entre lo mutable de lo inmutable ayudará a potencializar la luz índigo de este chakra. El creer que estamos separados de dios y del universo es la más grande ilusión que puede empañar su brillo, el sentimiento de paz más inmenso que se puede sentir es cuando comprendemos nuestra unión con dios y que todo y todos estamos conectados.

El séptimo chakra está ubicado en la coronilla de la cabeza, bien conocido como el loto de mil pétalos que cuando abre su corola refleja a la perfección los colores, violeta, blanco y dorado. Este chakra es el de la conciencia pura, aquí es cuando el individuo ha alcanzado la totalidad de su ser, el pensamiento cósmico y los grandes mensajes llegan a él. En este estado las amarras de lo mundano se han soltado sin quedar así, ningún apego a lo terrenal entregado en cuerpo y alma a la luz, este ser se vuelve un servidor de las fuerzas divinas transcendiendo su personalidad y su ego, este ser es capaz de querer lo que el universo quiere, reflejando así nítida y perfectamente la luz del infinito, el hombre totalmente transfigurado es un puente entre el cielo y la tierra.

Sólo me queda por mencionar que la ciencia por excelencia de los chakras es el Yoga y que la mejor receta para la espiritualidad consiste en ser buenos y rectos, así dios o la energía universal nos iluminará para seguir celebrando la vida por toda la eternidad.

Namasté.

24 de marzo de 2011

Publicado en: Yoga
 
...La función de los ligamentos es reforzar o impedir ciertos movimientos de tu cuerpo? Ver más
 
 
Evita respirar con la boca cuando corras
 

COMENTARIOS RECIENTES





ضع أعلانك هنـأ